miércoles, 10 de diciembre de 2008

La casa de los lios III y Vergüenza en Marsella

Joder, esto parece ya un culebrón venezolano, jeje. Bueno, pues ayer Bernd Schuster fue destitutido como entrenador del Real Madrid y le ha sustituido Juande Ramos. Fíjate que yo no culparía tanto a Schuster de los males del Madrid como a la directiva. Una directiva que no hizo sus deberes en verano, que no reforozó la plantilla, es más, que la empeoró. No se puede comparar a Robinho y Baptista con Van der Vaart, De la Red y Javi García. No obstante, y aunque sigo pensando que Schuster es un buen entrenador creo que era ya la única salida decente para el Madrid. Un entrenador del Madrid no puede decir jamás que una derrota no duele o que no se puede ganar en el campo del Barça. En cuanto a Juande, me parece un buen entrenador, él consiguió que el Rayo Vallecano llegase hasta cuartos de final de la UEFA, hizo ganar al Sevilla en 15 meses más títulos que en toda su historia y ya en el Tottenham logró ganar la Copa de la liga tras muchos años de sequía del equipo inglés. La cuestión es ¿es Juande el entrenador que necesita ahora mismo el Madrid? Sinceramente no sé que decir, prefiero esperar y ver que pasa. Por ahora los directivos se han dado cuenta sus errores del verano y ya se mueven para hacer fichajes invernales ante la poca calidad de la plantilla actual unida a las larguisimas lesiones de Van Nistelrooy, Diarrá y De la Red. En fin, hoy es la puesta de largo de Juande ante el Zenit del pretendido Arshavin, y el sábado tendrá su primera piedra de toque en campo del Barça. En fin, buena suerte para Juande, porque será mi suerte y la de todos los madridistas.

Respecto a lo de Marsella, eso ya es grotesco. Siempre lo he dicho, los franceses nos tienen por gilipollas. Que ascazo me dan. Osea, un aficionado francés ultra pega a un policia en un estadio rival y es detenido y en Francia se llevan las manos a la cabeza y dicen que no ha hecho nada. ¿Pero son borregos o qué?. Encima, el resto de ultras se lían a destrozar el estadio del Atlético, a tirar sillas y agredir a la policia y es el Atlético el que se chupa la sanción de un partido. Esos mismos ultras franceses son los que le dieron un mecherazo a Gerrard en el campo del Liverpool y ayer en su propio estadio encendieron bengalas y lanzaron hasta un cohete. Pero claro, como el Olimpique de Marsella es un equipo francés y el presidente de la UEFA, el impresentable de Platini, tambien es francés, pues no les pondrán ningún tipo de sanción. Un equipo cuyo presidente defiende a sus ultras y prácticamente dejó caer que Santos Mirasierra era preso político. Hasta Zidane se ha cubierto de gloria pidiendo la libertad del cafre este. Al final este individuo ha sido puesto en libertad bajo fianza de ¡sólo 6.000 euros! cuando se le había condenado a 3 años y medio de cárcel. Hay que joderse. Al final de todo el único perjudicado fue el Atlético que vio como cerraban su estadio por un partido cuando no había hecho nada. Al menos el Olimpique ha sido eliminado de la Champions League. Asco de franceses, de Napoleón a Zidane, todos imbéciles. Me repugnan. Menos mal que este asunto ya ha llegado a su fin.

No hay comentarios: